LA HARINERA DE AZUARA, SEDE DE LA MEJOR COLECCIÓN DE IMPRENTA EN ARAGÓN

El trabajo silencioso, solitario  y tenaz de Carlos Marquina ha permitido este milagro

Un amplio almacén alquilado en Zuera alberga la colección de maquinas de imprenta  y artes gráficas que se puede considerar de las más importantes de España. Durante años, Carlos Maquina, un hombre apasionado de los ingenios  que han servido a lo largo de la historia  para transmitir e saber  el conocimiento, ha recorrido España al acecho de aquellas máquinas que tenían, en su mayor parte, como destino la chatarra.  Ha sido un trabajo callado y solitario que ha contribuido a recuperar un patrimonio que con escaso interés han tratado las instituciones.  Y lo más importante, ya hay un lugar para albergar  lo que será ya el mejor  centro sobre la imprenta en Aragón: La Harinera de San José de Azuara. Y todo el  solito, sin ayudas.

EL CASO DE LA IMPRENTA BLASCO

Ahora, cuando finalmente el Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido  impulsar la restauración de la imprenta Blasco, adquirida 16 años atrás, en 2002, a instancias de Chunta Aragonesita por el Ayuntamiento gobernado por el PP, Heraldo  sacó a la luz este año la magnífica  colección con la firma de Antón Castro.

La imprenta Blasco sufrió diversos avatares como consecuencia de la desidia municipal del Gobierno del PP  de José Atarés y en los primeros meses del Gobierno socialista, de Juan Alberto Belloch. Las goteras y el hecho de que se pudiera entrar provocaron graves desperfectos y la sustracción de  valiosos materiales. Finalmente, en 2004  las dependencias fueron tapiadas.

NEGATIVOS DE CRISTAL DEL PARANINFO

Los objetos y materiales de Carlos Marquina conforman  un completo recorrido de las artes gráficas que tienen incuso más valor que la imprenta Blasco. Junto a linotipias, rotoplanas del XIX, una prensa Stanhope, Carlos atesora valiosos documentos.  Entre ellos, un conjunto de negativos de cristal  de las obras del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza que datan del siglo XIX y que próximamente será exhibidos  en una Exposición  organizada por la institución docente. Además de  valiosos papeles, colecciones de periódicos de distintas partes del mundo, utensilios de encuadernación…

 

Pero la ambición de Carlos no se detiene y ya cuenta con un extraordinario espacio en la localidad de Azuara. Nada más y nada menos  que la Harinera San José de la localidad  que tiene muy bien conservada la instalación –incluida el sistema de poleas- de distribución del trigo y la harina. La harinera, un edifico racionalista de principios del  XX, ha sido recientemente adquirida por Carlos y pronto se va a meter  en obras. Como siempre con la ayuda de su empeño personal

Otro ejemplo de recuperación del patrimonio industrial  está en la Universidad San Jorge de Zaragoza que hace seis años recibió una valiosa serie de ingenios tipográficos y de ofsset  de parte del que suscribe este  texto, Rafael Bardají, que la donó a precio de chatarra. La Labor conjunta de la USJ –entre los que cabe citar a  Alfredo Miana y José Juan Verón- con la Fundación San Valeros, bajo el asesoramiento técnico Paco Irulegui,  han puesto en valor las máquinas expuestas en la entrada y el hall de la Facultad de Comunicacióny

Comenta

*